volver

El cacao natural, incluido en la primera pirámide de la dieta mediterránea para niños y jóvenes

El cacao natural, incluido en la primera pirámide de la dieta mediterránea para niños y jóvenes

El cacao natural forma parte de nuestra alimentación desde hace siglos y, además, es uno de los alimentos con mayor capacidad antioxidante, hecho que lo convierte en un alimento con multitud de beneficios para la salud. Por estos motivos, los expertos en nutrición lo han incluido en la primera pirámide de la dieta mediterránea específicamente enfocada a niños y jóvenes, que se ha presentado durante el XII Congreso de la Dieta Mediterránea.

El congreso, que se celebró en Barcelona los días 18 y 19 de abril, fue presentado por el Dr.Ramon Estruchpresidente del Congreso de la Dieta Mediterránea, en una conferencia de bienvenida que dio paso a su posterior inauguración. Esta edición tuvo como elementos centrales la dieta y los hábitos alimenticios en niños y jóvenes, un aspecto que ha adquirido gran importancia en los últimos tiempos. Este XII Congreso estuvo dividido en cinco sesiones: “Dieta mediterránea y riesgo cardiovascular”, “Dieta mediterránea y salud mental”, “Dieta mediterránea y obesidad”, “Estudios epidemiológicos y de intervención sobre la dieta mediterránea en la infancia” y “Cacao y productos lácteos en la infancia” que es de la que queremos hablaros hoy.

Cacao y productos lácteos en la infancia

Uno de los puntos álgidos del Congreso fue la sesión sobre el cacao y los productos lácteos, encabezada por el Dr.Ramon Estruch y con dos expertos en el tema, como la Dra. Sonia de Pascual-Teresa y el Dr. Javier Fontecha. En esta sesión se hizo especial hincapié en los beneficios neurológicos que nos puede aportar el consumo de cacao, especialmente en edades tempranas.

El Dr. Ramon Estruch, consultor senior del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínic y Profesor Asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, inició la ponencia en la que explicó que “el cacao natural se incluye en la categoría de nuevos alimentos de esta pirámide” . Recalcó que el cacao “tiene un origen tropical, pero forma parte de la alimentación de nuestro país desde hace centenares de años e, igual que las judías o el tomate, podemos considerarlo totalmente incorporado a la dieta mediterránea”.

Gracias a su alto contenido en polifenoles, entre 10 mg y 50 mg por gramo (mayor contenido que el té y los arandanos), el cacao es uno de los alimentos con mayor capacidad antioxidante, un hecho que “podría ayudar a prevenir y/o retrasar la aparición de numerosas enfermedades crónicas”, tal y como advierte el Dr.Estruch.

El cacao natural ayuda a mejorar la memoria y el aprendizaje

Una de las invitadas a la ponencia, la Dra. Sonia de Pascual-Teresa, científica del Departamento de Metabolismo y Nutrición del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) nos aconsejaba un consumo regular de cacao en edades tempranas: “tomar cacao natural en la infancia puede ayudar a prevenir problemas neurológicos en la edad adulta gracias a este aporte de polifenoles, además de los beneficios que tiene de forma inmediata a nivel de rendimiento cognitivo“.

Concretamente, los flavanoles, son los responsables de este efecto beneficioso. “Dilatan las arterias y aumentan la cantidad de sangre que llega al cerebro, mejorando por tanto el rendimiento mental”. 

Según un estudio de la universidad de l’Aquila, las personas que toman cacao natural a diario muestran mayor capacidad de atención y un procesamiento más rápido de la información. Además, un trabajo de la South Australia University ha comprobado que tomar cacao natural, al menos una vez a la semana, mejora la concentración, los procesos mentales y la memoria a corto y largo plazo.

El vaso de leche: el mejor modo de aprovechar los efectos del cacao natural

Según los expertos, la mejor manera para aprovechar los beneficios que nos aportan los polifenoles del cacao natural es tomándolo en forma de cacao soluble, disuelto en agua o leche. Un estudio de la Universidad de Barcelona concluyó que el cacao soluble aporta la mitad de la cantidad de antioxidantes recomendada en los niños.

Otro de los invitados a la ponencia, el Dr. Javier Fontecha, investigador científico del CSIC en el Instituto de Investigación en Alimentos (CIAL) de la Universidad Autónoma de Madrid, confirmaba que, con la incorporación de los lácteos a la dieta aportamos prácticamente todos los nutrientes que garantizan un crecimiento y desarrollo óptimos.

Se aconseja tomar entre 3 y 4 raciones de leche al día en niños y adolescentes, es decir, un vaso de unos 220 ml, u otros productos lácteos. A medida que el niño crece la alimentación se diversifica, pero es importante mantener la ingesta recomendada de leche. Y el vaso de leche con cacao de toda la vida en el desayuno, la merienda o por la noche es ideal”, según el Dr. Fontecha.

No te pierdas el vídeo de la ponencia con las declaraciones de los asistentes al Congreso.

 

POSTS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desayunos completos y saludables con cacao natural y avena
Post anterior Desayunos completos y saludables con cacao natural y avena
Deja un comentario

Con la llegada del otoño y el frío, es habitual sentirnos más bajos de energía…